La fotografía y los influencers de marcas

La fotografía y los influencers de marcas

La fotografía y los influencers de marcas, un cóctel perfecto

Si estás iniciándote como influencer de marcas, necesitas conocer las claves determinantes para conseguir un book de fotos perfecto. Sigue leyendo ¡y ponle alas a tus sueños!

¿Cada día recibes más likes en Instagram? ¿tu canal de YouTube aumenta continuamente el número de suscriptores? ¿tus opiniones comienzan a calar cada vez más hondo en las redes sociales? Si alguna de tus respuestas es sí: ¡te damos la bienvenida al mundo de los influyentes! 

Para que las marcas se fijen en ti como posible influencer, no solo debes serlo sino también demostrarlo. Para ello has de pensar como tal y construir tu presencia online con la mente puesta en ello.

Aunque la vida de un influyente tiene muchos matices y ramificaciones, hoy nos referiremos concretamente a su relación (y estrecha dependencia) con la fotografía.

¿Fotos profesionales o caseras?

Esta pregunta nos la hacen muchos de los chicos y chicas que están iniciándose en el mundillo de los influencers y que dudan entre si pagar por sus fotos o ahorrarse ese dinero.

Vamos a imaginar juntos la siguiente situación. Un buen día te despiertas y te encuentras con la oportunidad del trabajo de tu vida. Te presentas con toda la ilusión del mundo y entregas un book de fotos realizado por un profesional que competirá contra el book de alguien que se lo ha hecho como ha podido, en su casa y con el móvil ¿con quién se quedarán?

Sigamos imaginando. Creas tu Instagram pensando en atraer marcas deseosas de contratar a una persona como tú, pero tus fotos son oscuras y de mala calidad. En cambio, las de tu principal competidor o competidora son cuidadas y tomadas por un profesional ¿a quién contratarán?

¿Quién crees que tendrá más oportunidades? ¿Ya te has respondido? 

Las fotos que muestres al mundo, serán las que te ayudarán a cumplir tus objetivos profesionales ¡nada menos!

Las fotos de influencers y las redes sociales

Es indiscutible que las redes sociales son el semillero del mundo de los influencers. Y la cantidad de likes que reciben las fotos en ellas cuenta, y mucho, a la hora de conseguir esa popularidad tan deseada.

Los seguidores penalizan sin miramientos las fotografías de mala calidad y no solo en likes, sino de un modo mucho más contundente: una mala foto puede ser la causa de que tus fans desaparezcan para siempre.

Aunque una buena frase sin imágenes también agrada en el mundo de los influencers, pues crea sensación de cercanía, no hay que abusar de ellas ni caer en tópicos o clichés. Si posteas muchos estados sin tus fotos, darás la impresión de que no tienes nada para mostrar y la gente se aburrirá.

Sitios como Instagram o YouTube, son la cuna de los influencers. Tómate el tiempo que necesitas a la hora de publicar, piensa diez veces lo que vas a decir antes de hacerlo, múestrate como alguien responsable y de fiar: sé profesional.

Si lo que estás buscando es que una marca se fije en ti, además de tener muchos likes y muchos fans, muestra fotos de ti maravillosas. No dudes en ningún momento en borrar las imágenes que te creen dudas o tengan mala calidad. Una marca necesita estar segura de que contratará a un profesional, alguien que no les cause problemas añadidos, y cuanto más profesionales sean tus fotos, más seguridad les inspirarás y más atención te prestarán.

Encuentra tu lugar en el mundo de las marcas

A la hora de tomarte las fotos, céntrate en el nicho de mercado que te gustaría ocupar como influencer y atrae seguidores de calidad. No siempre el número de seguidores es lo más importante; si tienes muchos seguidores, pero no interactúan contigo dejándote comentarios o likes, no te servirán de cara a las marcas.

Si lo que te quieres es, por ejemplo, dedicarte al cuidado personal, intenta que la mayor parte de tus fotografías se encuadren dentro de esa temática. Esto no implica que no puedas tomarte fotos de otros tipos, pero ten en cuenta que las marcas buscan a personas especializadas en una temática y huyen, por tanto, de lo poco definido.

Y por último, sé siempre transparente, muéstrate tal y como eres. Si quieres que la gente conecte contigo, no fuerces las poses de tus fotografías. Tómate el ser influencer como un trabajo profesional y poco a poco atraerás las mejores marcas a tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *